Como usar el CERT para reembolsos tributarios.

Es un herrameinta por la cual el Gobierno Nacional de Colombia quiere alentar las exportaciones. Dicho certificado se entrega a los exportadores del país y a través de se procede al reintegro total o bien parcial de impuestos indirectos, tasas y contribuciones que haya debido abonar el exportador con relación al proceso de producción y comercialización del producto en cuestión. A través de el CERT el gobierno quiere alentar y respaldar a los exportadores del país, sobre todo en aquellas actividades que contribuyan a elevar el volumen de las exportaciones. Las devoluciones provenientes del Certificado de Reembolso Tributario solo van a poder ser empleadas en el pago de otros impuestos, contribuciones y tasas; como ser: el impuesto sobre la renta y complementarios, el impuesto a las ventas, los impuestos arancelarios, entre otros muchos impuestos admitidos por las entidades recaudatorias. Adjudicatarios del CERT Van a poder beneficiarse con el CERT las personas naturales o bien jurídicas que generen y vendan mercaderías al exterior, las personas y sociedades de comercialización internacional que vendan al extranjero mercaderías colombianas elaboradas por otras empresas y las personas naturales o bien jurídicas que provean a otras empresas mercancías que por último van a ser comercializadas en el exterior. No van a poder acceder al CERT aquellos que: reexporten mercancías, exporten provisionalmente, exporten muestras y/o productos en cantidades no comerciales, o bien aquellas exportaciones vinculadas al petróleo (incluidos sus derivados) y al café. Hay determinados países de destino que se hallan excluidos, son: Venezuela, Bolivia, Ecuador y Perú. Los porcentajes del Certificado de Reembolso Tributario se sitúan entre el 0 al cuarenta y cinco por ciento , en dependencia del país al que se dirige la exportación, la data en que se embarcó la mercancía y la subpartida arancelaria. Algunos productos cuentan con mayores ventajas en el CERT, entre ellos se destacan: el azúcar, el banano, los camarones, el aceite de palma, los atunes, los textiles, las flores, la celulosa y sus derivados, los productos editoriales, los cementos hidráulicos, el compuesto de oro, entre otros muchos.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO