El impuesto por tener Avisos exteriores.

El impuesto a la publicidad visual exterior es aquel pago que debe ser realizado por quien instala o exhibe algún tipo de publicidad exterior visual o bien si es el caso, cuando un medio masivo de comunicación se dispone a informar o llamar la atención del público a través de elementos visuales, semejantes como: leyendas, dibujos, fotografías, inscripciones, signos o afines.

 Estos pueden encontrarse en vías de uso o bien de dominio público, así sean vehiculares, peatonales, fluviales, terrestres, marítimas o aéreas. Se debe comenzar por hacer una distinción con el impuesto de avisos y tableros: Tengamos en cuenta que el hecho que da pie al cobro del impuesto a la publicidad visual exterior es el uso del espacio público local al situar vallas que tengan una dimensión igual o bien superior a los ocho metros cuadrados.

En este caso los sujetos pasivos son las personas naturales o jurídicas o bien sociedades de hecho. La tarifa es de carácter singular, mas en ningún caso va a poder superar los cinco sueldos mínimos legales actuales. En lo que se refiere al impuesto de avisos y tableros, el hecho generador es la colocación de avisos, vallas, tableros y emblemas en la vía pública, en espacios públicos o bien privados que sean perceptibles para el público y la colocación en cualquier tipo de vehículo. Los sujetos pasivos en este caso son los impositores o bien responsables del impuesto de industria y comercio. La tarifa es de 15 por ciento y la base gravable es el valor liquidado del impuesto ICA. Ahora bien, para diferencia el impuesto a la publicidad visual exterior del de avisos y tableros, la cuestión esencial radica en que el primero resalta las vallas de 8 metros cuadrados o más al paso que la segunda resalta el empleo del espacio público.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO