Sacar el registro mercantil para un negocio

el registro tiene la función de llevar la Matrícula Mercantil de los Mercaderes y establecimientos de Comercio de una Jurisdicción. El Registro Mercantil es llevado por las Cámaras de Comercio y es allá donde deben anotarse las personas que ejerciten en forma profesional el comercio; esta inscripción se debe hacer en el mes siguiente al comienzo de su actividad comercial y habrá de ser renovada todos los años en los 3 primero meses, esto es que hay plazo hasta el próximo treinta y uno de marzo; a fin de que señor Mercader renueve su matrícula Mercantil.

Ahora bien, Que beneficios trae anotarse frente a la Cámara de Comercio Como la Persona natural, desde el instante de su nacimiento está en su derecho a un registro de nacimiento y un número de identidad; todo establecimiento de Comercio debe tener un Número de Identificación tributaria NIT, que lo identifica en frente de el resto establecimientos de Comercio y le deja tener un nombre único y protegido. Además de esto puede acceder a beneficios como: Sencillez para contratar con otras empresas. Buena imagen y aceptación en el mercado. Sencillez para acceder a los mercados Nacionales y también Internacionales. Mayor posibilidad de acceder a créditos.

Acceder a programas de formación y acompañamiento en el proceso de desarrollo y expansión de la compañía. Conseguir beneficios Tributarios y económicos. Evita sanciones legales. Teniendo presente no lo dude pero, empiece ahora el proceso de legalización de su empresa, con los próximos pasos básicos: Obtención del RUT (Registro único Tributario) Matrícula en el Registro Mercantil Matrícula en la oficina de Industria y comercio del Ayuntamiento. Otra de los beneficios que tiene legalizar su negocio, es conseguir las ventajas que brinda la ley mil cuatrocientos veintinueve del dos mil diez, la que le deja no ser sujeto de Retención en la fuente a lo largo de los primeros 5 años; no estar sujetos al sistema de renta presuntiva a lo largo de los primeros 5 años; progresividad en el pago de parafiscales, progresividad en el pago y renovación de la matrícula Mercantil, pago gradual del Impuesto de Industria y Comercio entre otros muchos. Como conclusión merece la pena llevar las cuentas claras, formalizar la compañía y proseguir trabajando para día tras día tener mejor calidad de vida.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO